en English

ONG norteamericanas y expertos en derechos humanos condenan el ataque de Colombia al Sistema Interamericano

Print Friendly, PDF & Email

CONTACTO:                                         
Lisa Haugaard, Latin America Working Group, 202-546-7010
Camilo Ramirez, Center for Constitutional Rights, 212-614-6463

Veintisiete organizaciones no gubernamentales (ONGs) de Canadá, los Estados Unidos, y México han firmado comunicados y mandado cartas en apoyo al Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo y al Sistema Interamericano de Derechos Humanos con respecto a las declaraciones preocupantes del Presidente colombiano Juan Manuel Santos y otros altos funcionarios colombianos que intentan poner en duda la integridad de CCAJAR y el Sistema Interamericano.

Los oficiales del gobierno colombiano hicieron estas declaraciones después de que una mujer retractó su testimonio anterior de que su marido y sus hijos habían sido asesinados en la masacre de Mapiripán en 1997. CCAJAR había representado a la mujer, junto con varios familiares de otras víctimas, en un caso llevado ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos, que en 2005, basado en evidencia proporcionado por el gobierno colombiano, responsabilizó al estado colombiano por la masacre y falló que debía llevar a cabo una investigación exhaustiva para identificar a todas las víctimas y pagarles las reparaciones. Como la Corte declaró en su fallo, “es obligación del Estado investigar debidamente las violaciones a los derechos humanos ocurridas en Colombia que han costado la vida a miles de colombianos y que han contado con la comprobada aquiescencia y/o participación de agentes estatales.”

Todos los comunicados y las cartas de apoyo de las ONGs de América del Norte destacan su gran preocupación por las declaraciones hechas por funcionarios del gobierno colombiano en contra de CCAJAR. Por ejemplo, en su carta del 16 de noviembre al Presidente Santos, el Centro de Derechos Constitucionales (CCR) identificó algunas declaraciones problemáticas del propio Presidente, en los que intenta desacreditar el Colectivo. CCR señala que estas declaraciones son “indignantes para cualquiera persona que conozca el trabajo valiente y dedicado de CCAJAR a causa de la verdad y la justicia para las víctimas de violaciones de derechos humanos.” Tales declaraciones ponen en riesgo a los defensores de derechos humanos en Colombia, dado el contexto de amenazas constantes, el seguimiento y la infiltración ilegales a los que los defensores son objetos.

Igualmente preocupante a las ONGs son las declaraciones del gobierno colombiano que intentan socavar el Sistema Interamericano de Derechos Humanos. Como señala el CCR en su carta, el Sistema Interamericana ha sido un recurso inestimable para las víctimas numerosas de graves violaciones de derechos humanos. “De hecho,” escribe el CDC, “es precisamente la crisis de impunidad por las violaciones a los derechos humanos que se han cometido en muchos países, incluyendo Colombia, la cual ha forzado a las víctimas a acudir al Sistema Interamericano.”

La declaración de las ONGs también hace referencia a otros casos emblemáticos de violaciones de  derechos humanos con presunto participación las fuerzas colombianas que van a ser vistos por el Sistema Interamericano o por tribunales colombianos, así como un proyecto de ley que extenderá el fuero militar. Expresan su preocupación de que estas declaraciones recientes por los oficiales del Gobierno colombiano establezcan un precedente peligroso para el debido proceso en estos casos.

Cartas y comunicados de NGOs de América del Norte